Lunes, 27 Septiembre 2021 13:36

Las duras declaraciones que revelan el infierno vivido por Britney Spears durante su tutela

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Un nuevo documental indaga sobre los 13 años que la cantante lleva sometida al control de su padre y su equipo

Parece que por fin se acerca el final de la batalla legal que la cantante Britney Spears mantenía contra su padre, Jamie Spears, para poder librarse de la tutela legal que controla todos los aspectos de su vida personal, profesional y financiera; desde hace nada menos que 13 años. Más de una década en la que la cantante ha hecho un llamamiento desesperado para poder llevar ella misma las riendas de su vida.

Ante esta situación surgió incluso un movimiento, #FreeBritney, impulsado por los seguidores de la cantante y que llevan años solicitando que la cantante sea libre a nivel legal para retomar el control de su vida.

A raíz de toda esta situación hay quien se pregunta cómo ha podido llegar Britney Spears a este punto donde parece que su vida se desmorona. Para ello, tendríamos que remontarnos a los inicios de su carrera, su auge como estrella infantil, su éxito y posterior caída a los infiernos, que culminaría con el inicio de su tutela en 2007. Para analizar todo esto se han producido diferentes películas documentales que intentan indagar en el por qué y el cómo se fraguó toda la situación. Sin embargo, fue el documental Framing Britney Spears, producido por el diario New York Times, quien puso en la palestra y ponía a debate para la opinión pública todo lo que ha estado rodeando a la cantante en los últimos años.

El documental contaba con testimonios de amigos personales, de testigos que vieron cómo la cantante fue víctima de la campaña machista de la industria musical y de representantes legales que tuvieron la oportunidad de conocer de muy cerca el caso de su tutela y la lucha encarnizada entre los padres de la cantante para hacerse con el control de la inmensa fortuna de su hija.

El tiempo ha pasado y por fin, a mediados de agosto, la cantante conseguía lo que llevaba varios años esperando: que su padre se retirase de su cargo como responsable de su tutela legal. 

A esta etapa hace referencia el segundo documental que The New York Times dedica a la cantante: Controlling Britney Spears, en el que se revelan todos los pormenores de cómo se ha tratado y cómo ha vivido la estrella bajo el atento control de su padre durante todos estos años, con revelaciones cuando menos escalofriantes. 

En esta ocasión, quienes hablan son familiares y amigos íntimos de la artista, como Felicia Culotta, exasistente de la cantante y quien la acompañó desde su debut hasta que se convirtió en una estrella a nivel internacional, teniendo que ejercer de madre en repetidas ocasiones ante la ausencia de una figura y apoyo paterno. Su presencia, según Culotta, molestaba al padre de la artista, quien le habría hecho creer que Britney no habria querido verla nunca más.

“Poco a poco ya no tenía derecho a estar a su lado, ni a hablar con ella sin la presencia de otra persona”, confiesa Culotta en este nuevo documental, “Me retiraron porque yo era su apoyo”.

En contra de Jamie Spears también se posiciona Tish Yates, diseñadora encargada del vestuario de la artista durante su gira Circus, que le llevó por medio mundo tras su regreso a comienzos de la década de 2010. Según Yates, Jamie Spears amenazó a su hija con no volver a ver a sus hijos, Sean Preston y Jayden James, si no trabajaba como él indicaba, lo que provocó que la cantante sufriese contínuos ataques de pánico.

“El hecho de verle tan asustada realmente me abrió los ojos”, dice Yates en el documental, añadiendo que a la cantante le era negado todo, hasta poder comprarse unos zapatos nuevos o elegir qué comer ese día. Además, según Yates, la cantante era obligada a trabajar hasta el agotamiento. Esto también viene confirmado por exmiembros del equipo de seguridad de la cantante.

Alex Vlasov, parte de ese equipo de protección desde 2012, asegura que Britney no podía comunicarse con nadie sin testigos o que dicha comunicación fuese monitoreada a través de un dispositivo electrónico, llegando incluso a grabar todas sus conversaciones para luego ser escuchadas por su padre, su representante y el jefe de su equipo de seguridad. Vlasov también confiesa que el padre de la cantante vigilaba a su hija a través de un dispositivo instalado en su habitación.

Era tal el control, que en los últimos años incluso mandaron a ‘agentes encubiertos’ para que se hiciesen pasar por miembros del movimento #FreeBritney y saber qué tramaban o qué información se filtraba cada momento.

La propia Britney reveló durante una de las sesiones del juicio por su tutela el pasado mes de junio que su padre ejercía tal control de su vida que no podía casarse, salir con nadie sin que él lo supiese o tener hijos, ya que llevaba un dispositivo intrauterino implantado en contra de su voluntad para evitar que concibiese un hijo.

Ahora, ya con su padre fuera del control de su tutela y comprometida con el que ha sido su gran apoyo en los últimos cinco años, el actor Sam Asghari, la cantante se enfrenta a una nueva sesión del juicio que podría resolver su gran problema desde hace más de una década, prevista para el próximo 29 de septiembre.

 

 
Visto 68 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.