¿Qué revela el documental de Britney Spears por el que Justin Timberlake le pidió perdón?

01 March 2021
(0 votes)

En el documental “Framing Britney Spears” producido por The New York Times, se muestra cómo, incluso sus fans, le hicieron daño.

“Todo el mundo está hablando de… tus pechos”, le dijo un conductor de televisión a Britney Spears durante una entrevista en 1999. La estrella del pop aún tenía 17 años y el presentador era varias décadas mayor que ella. En el 2021, sería inconcebible que alguien se dirija a una adolescente de forma, pero Spears se volvió famosa antes de era del ‘Me Too’, siendo víctima de acoso por parte de la prensa. No digo, que ahora no exista, basta ver algún programa de espectáculos para comprobar que aún se cuestiona a las mujeres por cómo visten, por quienes son sus parejas y por su puesto mientras más fondo toque, mejor para el programa.

Britney Spears es la princesa del pop, la heredera de Madonna, una mujer talentosa y una de las cantantes a la que la industria musical y la prensa le ha hecho mucho daño. En el documental “Framing Britney Spears” producido por The New York Times, se muestra cómo, incluso sus fans, le hicimos daño.

Una niñez humilde

Britney Spears no viene de una familia pudiente. En varias ocasiones se ha narrado los problemas económicos por los que pasaron sus padres hasta que ella se volvió famosa; y se solucionaron todos sus problemas. La joven de Kentwood saltó a la fama gracias a Disney, sin embargo, mucho antes había mostrado talento cantando en reuniones y presentaciones en su ciudad.

Con tan solo 11 años, ingresó al Club Mickey Mouse, el programa de Disney en el que coincidió con Christina Aguilera, Ryan Gosling y Justin Timberlake, quien años después se convertiría en su primer novio.

Tras ser una mini estrella en la televisión y fruto de su indudable talento, estrenó su disco debut “Baby One More Time” en 1999. Con tan solo 17 años, alcanzó la fama mundial y ya la llamaban princesa del pop.

En el documental, se presenta una persona clave en la vida de Britney: Felicia Culotta, amiga de la familia y quien durante muchos años fue la asistente personal de la cantante.

Culotta indicó que decidió participar en el documental para “recordar a la gente por qué se enamoraron (de la cantante)” y eso es precisamente lo que hace.

 Fue sexualizada

Líneas arriba conté un fragmento de una entrevista que le hicieron cuando tenía 17 años. Pero, eso no fue todo. Muchas revistas, programas de televisión, presentadores de TV, todos siempre hablan de su físico, de su rostro y de la forma en cómo se vestía.

Para algunos era una adolescente que aparentaba ser inocente pero que la forma en cómo se vestía indicaba otra cosa. En otra entrevista, le preguntaron si seguía siendo virgen. Ella, dulce como siempre, respondió que sí, que lo seria hasta el matrimonio.

Slutshamming

Como es natural, Britney Spears inició una relación sentimental, como cualquier joven. Empezó un romance con el cantante Justin Timberlake, quien lideraba una de las ‘boyband’ más famosas de la época.

Su relación fue perseguida por paparazis, fue punto de conversación de varios programas de televisión y por supuesto también tema de varias revistas. En el documental, se entrevista a fotógrafos y editores, quienes expusieron que entre peor se comportaba la princesa del pop, más vendían.

Una foto en el momento adecuado y con las características necesarias para indicar que la cantante se sentía mal, podría valer hasta un millón de dólares. Un negocio a costa de la salud mental de una persona.

Justin Timberlake y Britney Spears terminaron. El odio y el desprecio cayó sobre Britney. Justin quedó bien, e incluso sacó una canción que se convirtió en un himno de los novios despechados: “Cry Me a River”.

Los periodistas se preguntaban ¿qué habría hecho Britney? porque es seguro que ella seria la culpable de que esa relación no funcionara. También indagaron sobre si Justin había tenido relaciones sexuales con la cantante. La intimidad de la estrella de pop fue vulnerada. Incluso, la gobernadora de Maryland contó en una entrevista que si fuera la oportunidad de dispararle lo haría por “la mala influencia que le está dando a sus hijos”.

 

Tras la emisión del documental, el ex NSYNC, se disculpó por como se comportó con ella. “Lamento profundamente los momentos de mi vida en los que mis acciones contribuyeron al problema, en los que hablé fuera de turno o no defendí lo que era correcto. Entiendo que me quedé corto en estos momentos y en muchos otros y me beneficié de un sistema que aprueba la misoginia y el racismo”, dijo en Instagram

Matrimonio con Kevin

En junio de 2004, Spears anunció que se casaría con Kevin Federline. Del fruto de esa relación nacieron dos niños. El matrimonio duró hasta el 2007.

Los problemas legales de la interprete de “Oops, I did it again”. Fue vista manejando un auto con uno de sus hijos en sus piernas. Este acto la convirtió inmediatamente en “la peor madre” cuando realmente, según se revela en el documental, solo intentaba escapar de los fotógrafos que la perseguían. Ella no quería exponer a su hijo a las cámaras.

Paparazzis

El documental expone los ataques a la joven estrella, el sexismo y la grave presión sobre su figura por parte la prensa. Los fotógrafos la perseguían a donde iba.

La presión de su vida sentimental, pelear la tutela de sus hijos y tener a paparazis cerca y otros factores que solo Spears conoce generó que la princesa del pop tocara fondo. Y la vimos en todas las revistas o medios de comunicación rapándose la cabeza.

En el largometraje de Hulu, se presenta a Daniel Ramos, un fotógrafo, que fue conocido como al hombre al que Britney lo golpeó con un sombrilla.

 “Nunca nos dio ninguna pista o información que diera a entender que la molestábamos. Ni un déjenme en paz”, explicó Ramos en el documental para defenderse. Sin embargo, la entrevistadora del documental le cuestiona y pregunta: “¿Y cuando dijo: ‘Déjenme en paz’?”. Ramos no pudo dar ninguna respuesta.

Su dinero

Después de la “caída” que tuvo, y tras salir de rehabilitación volvió a convertirse en la estrella que todos conocíamos. Tuvo presentaciones en premiaciones importantes, obtuvo galardones por sus trabajos musicales y fue protagonista de un espectáculo fijo en Las Vegas que se convirtió en uno de los más exitosos de la historia. Logró recaudar medio millón de dólares cada noche durante meses. Sin embargo, todo eso terminó al poco tiempo, y nuevamente desapareció del escenario.

Como se sabe, Britney depende de su padre. Aún ahora, cerca de cumplir 40 años, su padre maneja todo su dinero. En el documental no narran en específico ni la relación de la cantante con su padre ni cómo él administra sus bienes. Pero sí nos muestra que no es libre.

El hash tag #FreeBritney es tendencia desde hace algún tiempo. Tras la emisión del documental, ha cobrado más fuerza. Incluso actrices y cantantes de Hollywood han mostrado su respaldo.

Hace poco, el cantante Justin Timberlake decidió hacer unas disculpas públicas sobre cómo actuó en el 2002 tras su rompimiento con Spears. “Específicamente quiero disculparme con Britney Spears y Janet Jackson, individualmente, porque me importan y las respeto y sé que he fallado. Me siento obligado a responder porque todos los involucrados se merecen algo mejor y porque esta es una conversación muy amplia de la que quiero formar parte”, comenta.

 “Está diseñado de esta manera. Como hombre en una posición privilegiada considero necesario hablar públicamente sobre esto. Debido a mi ignorancia, no me di cuenta mientras estaba ocurriendo en mi vida, añadió.

No solo Justin se disculpó con la cantante, varios fans, conductores de televisión y seguidores de la estrella hicieron lo mismo en las redes sociales. Y si hacemos un mea culpa, quizás muchos de nosotros también nos burlamos o seguimos usando como memes su momento más turbio para divertirnos. Lo siento, Britney.

El documental “Framing Britney Spears” se encuentra disponible en el servicio de streaming Hulu.

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…